El retorno de los chamanes – II

Irónicamente, mientras la China actual gana la hegemonía económica mundial siguiendo la dinámica de competición de políticas públicas que hizo grande al Viejo Continente en su momento, la Europa actual la pierde siguiendo la senda de la China clásica: centralizando las políticas públicas en una Ciudad Prohibida de palacios majestuosos, llenos de mandarines bien formados y mejor pagados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s