Irracionalidad

La racionalidad es una pirámide, el ascenso por ella un camino que se va estrechando. En el vértice está el sentido del absurdo, del vacío existencial. La razón es un camino que lo explica todo hasta que llega lo inexplicable, hasta la frontera de la pirámide en cuyo interior funciona la razón. Y como queremos evitar llegar a ese punto a toda costa usamos la irracionalidad como freno y cepo, como ancla.

Bendita irracionalidad.

Anuncios

la kymko

Su origen, su chulería, su diferencia.

Con ella vas en contacto con la ciudad, con la cintura como girada, como en las motos de las pelis antiguas, como en los caballos; el torso a la acera y saludando.

Vas más echado en el manillar, con un asiento completamente recto. Su buena aceleración y su poca velocidad punta la hacen encantadora, conducirla era jugar.

Elegante, sucia y medio torcida, maltratada por el tiempo. Resucitada. Interesante, analógica y vetusta. Ahora muerta. Habrá que volver a traerla de vuelta.

Un tipo de madurez

La madurez es conseguir de dejar de gastar energías en reprimir cosas de uno mismo, porque el tiempo o la sabiduría consiguen disolverlas, hacerlas desaparecer. Cosas como  las roturas de corazón, las manías, las convulsiones… Eso es la madurez, alcanzar esa serenidad de dejar de luchar con uno mismo, porque se liman, o se desgastan, o se vencen, las partes que luchan contra el yo consciente y deseado, contra la voluntad.